1613676607 Practica la memoria con dieta sueno y pasatiempos scaled Practica la memoria con dieta, sueño y pasatiempos.

Practica la memoria con dieta, sueño y pasatiempos.

[ad_1]

Practica la memoria con dieta sueno y pasatiempos Practica la memoria con dieta, sueño y pasatiempos.

contenido

  1. Hola comida para el cerebro
  2. El agua esta abierta
  3. Cura milagrosa para el movimiento
  4. Descansos adecuados
  5. Duerme inteligentemente
  6. Sorprendentemente, para hacer música y bailar
  7. Evitar distracciones
  8. Conocimiento a adquirir

Quién no sabe: su jefe reconoció a su nuevo colega antes de que usted volviera a olvidar su nombre. Solo puede ver largas explicaciones y explicaciones en el seminario con gran esfuerzo. Y no quieres pensar en qué más obtendrás después del trabajo. No puede ser una dieta, una bebida o un pasatiempo, ¿verdad?

Te contamos los siete hábitos que utilizas para entrenar tu memoria para que esté más concentrada.

1. Hola comida para el cerebro

El cerebro necesita un suministro constante de glucosa (azúcar de uva). Si el enfoque es débil, muchos recurren a tabletas de glucosa o dulces. Aunque proporcionan un impulso de energía a corto plazo, reducen rápidamente los niveles de azúcar en sangre nuevamente y el rendimiento mental desaparece nuevamente.

La avena, el pan integral y las patatas son mejores. Proporcionan carbohidratos complejos que se descomponen lentamente en los componentes más pequeños del cuerpo y, en consecuencia, glucosa. Energiza constantemente la mente. Los frutos secos, la linaza, el pescado azul, las nueces y el aceite de colza también son un acierto: todos contienen una gran cantidad de ácidos grasos omega-3, que mejoran la comunicación entre las células nerviosas, permitiendo pensar, recordar y aprender.

¡Marca!

El combustible más importante para la cabeza es la glucosa. Los carbohidratos complejos proporcionan energía duradera, mientras que los ácidos grasos omega-3 apoyan la actividad cerebral.

2. El agua está abierta

Cuando se trata de la nutrición del cerebro, hay otro consejo valioso: beba mucho, esparza al menos uno y medio o dos litros por día. Cuando no hay suficiente líquido, el oxígeno y los nutrientes se transportan más lentamente del cuerpo al cerebro. Esto puede provocar dolores de cabeza, fatiga y pérdida del estado de alerta.

Los mejores para calmar la sed son el agua, los tés de frutas y hierbas sin azúcar. El agua elaborada en casa aporta mucha variedad a un vaso de este tipo. La cafeína moderada es buena para el cerebro porque dilata los vasos sanguíneos. Después de unos 15 minutos de una taza de café, puede volver a concentrarse en su trabajo y guardar mejor lo que aprenda. Luego, el efecto dura de dos a tres horas.

El té verde y el té negro también son estimulantes, siempre que los dejes reposar un máximo de dos minutos. Una taza de té proporciona menos estimulantes que el café y se excreta más lentamente. La ola de cafeína es menos intensa, pero dura más. Las bebidas energéticas, que son especialmente populares entre los adolescentes y los adultos jóvenes, no son adecuadas. A esa edad, se excedió levemente el límite de tres miligramos de cafeína por kilogramo de peso corporal; Los trastornos de ansiedad, las palpitaciones del corazón y la hiperactividad pueden ser peligrosos y el rendimiento mental se ve afectado.

Contenido de cafeína comparado (1). Los detalles son valores aproximados que pueden variar según la preparación.

bebercantidadCafeína por ración
Filtraruna taza (200 ml)90 metros cuadrados
Beber energíauna caja (250 ml)80 mq
Café exprésuna taza (60 ml)80 mq
Té negrouna taza (200 ml)45 mq
Bebida de colauna caja (330 ml)35 mq
Té verdeuna caja (330 ml)30 mq
Chocolate negromedia barra (50 g)25 mq

¡Marca!

De uno y medio a dos litros por día, preferiblemente para agua. Hasta 400 miligramos de cafeína se considera seguro para adultos sanos, con la excepción de mujeres embarazadas, adolescentes y niños, que se distribuyen a lo largo del día.

3. Tratamiento del milagro del movimiento

Sentarse no es muy adecuado para tener pensamientos efectivos. Incluso Aristóteles y sus estudiantes se adentraron en la filosofía con el lobby de Atenas. El ejercicio estimula el suministro de sangre y oxígeno a las células grises, el cuerpo libera más hormona de la felicidad, mejora el estado de ánimo y reduce el estrés.

La actividad física también despeja la cabeza: la corteza prefrontal (el centro del pensamiento) se utiliza para los procesos mentales, pero su capacidad no está limitada. El ejercicio requiere un área diferente del cerebro y, por lo tanto, relaja la corteza prefrontal. Después de eso, volvemos a tener más cuidado y concentración. Andar en bicicleta durante 30 minutos también puede tener un efecto positivo. Sin embargo, la regularidad es importante para que los efectos continúen.

¡Marca!

El ejercicio no solo puede reducir el estrés, sino también aumentar la actividad cerebral.

4. Descansos adecuados

En particular, la presión para realizar captura nuestros pensamientos; A menudo no pienses en los descansos. Cuando está estresado, el rendimiento mental disminuye hasta que oscurece. Así que tómese un descanso y conscientemente tome un descanso para almorzar decente: coma, relájese, recargue las pilas, pero haga todo fuera del trabajo.

Los mini descansos regulares también te mantienen en forma. Recomendamos unos cinco minutos de aproximadamente una hora de trabajo. Durante este tiempo, puede acostarse y estirarse, ventilar la oficina, respirar un poco, hacer ejercicio o prepararse un té. Menos conveniente, pero aún así útil: para hacer algo completamente diferente entre ellos, por ejemplo, una llamada telefónica o una reunión breve (2).

El equilibrio también es importante al leer. Después de tocar la batería durante varias horas, no debería simplemente navegar por Internet o jugar en la computadora. Es incurable, pero en el peor de los casos, elimina los conocimientos recién adquiridos de la memoria. En su lugar, sal a caminar, haz yoga o ejercicio autógeno. (3).

¡Marca!

Los que trabajan hasta que ya no pueden dar menos resultados. Las pausas conscientes para el almuerzo y las pausas regulares pueden aumentar el rendimiento mental y mejorar la memoria.

5. Acuéstate sabiamente

Durante el sueño, la nueva información se almacena en la memoria durante mucho tiempo. La fase de sueño profundo es especialmente importante. Durante este tiempo, el cerebro pregunta por lo que está pasando una persona durante el día. Lo que se aprende mediante la reactivación se almacena en la memoria a largo plazo. Los científicos llaman a esto consolidación de la transmisión.

El éxito del aprendizaje a través de la consolidación es especialmente fuerte por la noche si repite lo que ya sabe. Para recordar mejor las cosas, debe prestar atención a la higiene del sueño. Por la noche, demasiado alcohol o demasiados medicamentos para dormir alteran el sueño profundo, pero la regularidad beneficia: en el mejor de los casos, se va a la cama a la hora habitual, incluso los fines de semana. Idealmente, disfrute de siete a ocho horas de sueño cada día. (4).

¡Marca!

Durante el sueño profundo, la nueva información se transfiere a la memoria a largo plazo. Una buena higiene del sueño apoya este proceso y puede mejorar la memoria.

6. Confundir, hacer música y bailar

Lo que solíamos hacer con nuestras celdas grises ahora está controlado por computadoras, navegadores, organizadores y teléfonos inteligentes. Como resultado, cada vez más personas sufren de “demencia digital”. Para entrenar su memoria, necesita ejercitar su cerebro con regularidad. Lo logramos mediante la lluvia de ideas, la aritmética mental en la vida cotidiana, la resolución de crucigramas o Sudokus, la creación de música, el aprendizaje de idiomas extranjeros o el baile.

La danza requiere un sentido del ritmo y la capacidad de recordar nuevos pasos. Las interacciones complejas, especialmente las nuevas conexiones entre las células nerviosas en el área del hipocampo, estimulan el punto de transición entre la memoria a corto y largo plazo. El baile también puede ayudar con la demencia en los ancianos (5).

¡Marca!

La digitalización facilita la vida diaria, pero al mismo tiempo no desafía nuestras mentes. Lluvia de ideas, crucigramas, sudokus, hacer música, aprender idiomas extranjeros o bailar pueden aumentar la actividad cerebral.

7. Evite las distracciones

Compañeros, ruido, correos electrónicos y teléfonos son parte de la vida diaria de la oficina. Como resultado, las disminuciones de la productividad no son infrecuentes. Es nuestra culpa distraernos de las redes sociales, navegar por Internet o en teléfonos inteligentes. Afortunadamente, se pueden proporcionar ambos porque puede concentrarse en su trabajo.

Diseñe su lugar de trabajo lo más irritante posible. Esto no significa flores o imágenes, sino confusión en la mesa o mensajes de situación por correo electrónico o reuniones. Usa el modo No molestar para enfocarte en algo. Después de aproximadamente una hora, hay un descanso de cinco minutos en el que se revisan los correos electrónicos o se realizan llamadas. Luego regresa a una etapa más profunda de trabajo.

Las listas de tareas y notas también son útiles para estructurar el trabajo. Cualquier cosa que no se mencione puede hacer ruido en la cabeza e interferir con los procesos de pensamiento. Por supuesto, la colección de notas debería estar fuera de la vista.

Ayuda a contrarrestar el molesto ruido de fondo de la música. No debería ser demasiado rápido o agresivo, pero tampoco demasiado silencioso. El susurro de pájaros, olas u hojas también previene eficazmente el ruido, crea un buen humor y promueve la concentración.

¡Marca!

El orden en la mesa, el modo perturbador, las listas de tareas pendientes, las notas adhesivas y la música te ayudan a aprovechar al máximo tu poder mental.

Conocimiento a adquirir

Hay muchos hábitos que pueden alterar el espíritu del mundo, como la desnutrición y la deshidratación. Sin embargo, funciona al revés: los ácidos grasos omega-3 apoyan la actividad cerebral, los carbohidratos complejos y el rendimiento de uno y medio a dos litros de agua puede ser bajo.

La actividad física vuelve a limpiar su cabeza, como las pausas para el almuerzo y las pausas regulares y pequeñas mientras hace ejercicio. Una mesa ordenada, un modo perturbador, una lista de tareas pendientes, notas y música fomentan la concentración. Una buena higiene del sueño mejora la memoria y los pensamientos que invitan a la reflexión, tocar música o bailar pueden ayudar a mejorar la memoria.


Socios inteligentes: TK y EAT SMARTER
Junto con TK, es muy interesante informarle sobre temas importantes relacionados con la salud y la nutrición. Puede encontrar más información sobre cooperación y CT aquí.



[ad_2]

Publicaciones Similares

Deja una respuesta